Descripción

Blog dedicado a Federico García Lorca, poeta español.

jueves, 19 de marzo de 2015

El asesinato

El poeta estaba a punto de cumplir 38 años. Casi había terminado La casa de Bernarda Alba y estaba trabajando en una obra nueva titulada Los sueños de mi prima Aurelia. Planeaba, además, otro viaje a América, esta vez a México, donde esperaba reunirse con Margarita Xirgu. La tragedia, sin embargo, comienza cuando estalla la guerra civil y Lorca decide abandonar Madrid para volver a Granada, una ciudad más tranquila, con su familia.


Colombia y México, cuyos embajadores previeron que el poeta pudiera ser víctima de un atentado debido a su puesto de funcionario de la República, le ofrecieron el exilio, pero Lorca rechazó las ofertas. El día 20, el centro de Granada estaba en poder de las fuerzas falangistas. Una vez tomada Granada, las primeras semanas fueron precarias para las tropas. Se esperaba un fuerte contraataque de los republicanos. Por esto, los sublevados (falangistas) comenzaron una caza de brujas para eliminar a cualquier enemigo en potencia, es decir, los sospechosos de simpatizar con el Frente Popular.

Miles de civiles fueron detenidos en sus casas, llevados a lugares de hacinamiento y después fusilados en grupos de unos veinte. Las razones de los fusilamientos fueron en muchos casos personales. Federico sopesó, con su familia, varias alternativas: intentar llegar a la zona republicana; instalarse en casa de su amigo Manuel de Falla, cuyo renombre internacional parecía ofrecerle protección, o alojarse en casa de la familia Rosales, en el centro de la ciudad. Esta última opción fue la que escogió Lorca, pues tenía una relación de confianza con dos de los hermanos del poeta Luis Rosales, que eran destacados falangistas.

Sin embargo, el 16 de agosto, una tropa derechista, liderada por Ramón Ruiz Alonso (derechista fanático, que sentía un profundo odio por el poeta) fue a casa de los Rosales para llevarse a Lorca. Lorca fue trasladado al Gobierno Civil de Granada, donde quedó bajo la custodia del gobernador, el comandante José Valdés Guzmán. Entre los cargos contra el poeta –según una supuesta denuncia, hoy perdida y firmada por Ruiz Alonso– figuraban el “ser espía de los rusos, estar en contacto con éstos por radio, haber sido secretario de Fernando de los Ríos y ser homosexual". Las causas verdaderas probablemente fueron personales.

El poeta fue llevado al pueblo de Víznar junto con otros detenidos. Después de pasar la noche en una cárcel improvisada, lo trasladaron en un camión hasta un lugar en la carretera entre Víznar y Alfacar, donde lo fusilaron antes del amanecer.






Para conocer más sobre aquellos que rodeaban a Lorca, recomendamos visitar este post de nuestro blog.


Fuentes: 

1 comentario:

  1. - Bien, aunque una vez más, con fotos y links quedaría mucho mejor!
    - Se os ha olvidado cerrar comillas por algún lado...

    ResponderEliminar